CEDEHM | Medidas de protección
16175
page,page-id-16175,page-template-default,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-6.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Medidas de Protección

 

Aunado a la representación de niñas y mujeres cuando han sido víctimas de delitos de género y cuando se encuentran involucradas en procesos familiares, una parte fundamental del trabajo del CEDEHM es la solicitud de medidas de protección. Estas –a diferencia de los otros procesos legales- funcionan como herramientas preventivas para evitar o frenar la posible escalada de violencia vivida por una niña, una mujer o sus hijos y, de esta manera, evitar daños irreparables como puede ser el feminicidio.

 

En el ámbito del acceso a la Justicia las órdenes de protección han sido catalogadas por Naciones Unidas como uno de los recursos jurídicos más efectivos puestos a disposición de las mujeres víctimas de violencia. En México, el artículo 27 de la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia define las medidas u órdenes de protección como “actos de protección y de urgente aplicación en función del interés superior de la víctima, siendo fundamentalmente precautorias y cautelares.”

 

Una de las medidas que el CEDEHM ha identificado como más eficaz es la contemplada en la legislación civil de Chihuahua, que se conoce como “separación  de personas” que consiste en alejar al agresor del domicilio de la víctima y la prohibición de acercarse a cualquier lugar donde ella se encuentre. Cuando los cónyuges no viven juntos otras medidas de protección que se solicitan son: órdenes de restricción, vigilancia policiaca por medio de rondines, y en casos extremos se envían a un refugio.