CEDEHM | CONSEJO DIRECTIVO
15643
page,page-id-15643,page-template-default,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-6.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Consejo Directivo

El consejo directivo es la instancia colectiva que define la estrategia política del CEDEHM. Sus integrantes tienen una larga y reconocida trayectoria en la defensa de los derechos humanos, y son responsables de la conducción del trabajo de la organización acorde a los principios que los sustentan.

LUZ ESTELA CASTRO RODRÍGUEZ

 

Luz Estela (Lucha) Castro Rodríguez es maestra, teóloga y abogada. Es una defensora de derechos humanos que durante más de veinte años ha representado legalmente a víctimas de violaciones a derechos humanos: feminicidio, trata, tortura, desapariciones forzadas, violencia sexual y familiar. Desde entonces, defiende los derechos de las mujeres y promueve activamente el liderazgo de otras mujeres.

Apasionada de la justicia,  Lucha  ha proporcionado representación legal gratuita a cientos de víctimas de violaciones a derechos humanos sentando precedentes a su favor en los tribunales. Coordinó los trabajos para incorporar los derechos de las mujeres y la perspectiva de género en el sistema penal acusatorio en Chihuahua, acorde con los estándares internacionales. Ha sido consejera ciudadana, brindado asistencia técnica a entidades de gobierno y fue impulsora del primer Centro de Justicia para las Mujeres en el país, instalado en Chihuahua.

Su trabajo se centra en el litigio estratégico, acompañamiento psicosocial y empoderamiento de las víctimas para fortalecer sus capacidades en el ejercicio de sus derechos ante los tribunales. Es pionera en el activismo judicial en el país y está convencida que las leyes son para usarse y aplicarse.

En 2005 cofundó el Centro de Derechos Humanos de las Mujeres, además ha fundado varias organizaciones sociales. A principios del 2000, fundó junto con las madres de mujeres desaparecidas y asesinadas de Ciudad Juárez y Chihuahua, la organización Justicia para Nuestras Hijas. En 1994 fue pionera en la resistencia civil pacífica en Chihuahua (su Estado natal), en la defensa de las familias y en particular de las mujeres, cuyo patrimonio estaba en riesgo a causa de la crisis económica en México.

Es experta en políticas públicas a favor de las mujeres, el acceso a la justicia y la vivienda. Sobre estos temas, ha sido invitada a participar como conferencista en universidades como Harvard, Yale, Duke y Stanford, y en más de 20 países.

Ha sido nominada para obtener los siguientes premios:

  • 2003: “Distinción de la mujer del año de ciudad Juárez”
  • 2010: Premio internacional anual de “defensores de derechos humanos 2010” por la organización internacional Frontline Defenders
  • 2011: Ganadora del premio internacional de derechos humanos de la asociación Pro Derechos Humanos de España
  • 2012: Reconocida como una de las 100 mujeres líderes de México, por uno de los periódicos más influyentes del país
  • 2014: Intérprete en la obra teatral “Heridas de Muerte”, presentada en el Palacio de Bellas Artes, invitada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el Consejo de la Judicatura Federal y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federal.

Lucha es autora de los libros: “Escribir nombre exacto del  nuevo libro sobre víctima y sistma acusatorio”, “las Nuevas crucificadas de la tierra”;  “El Acceso a la Justicia para las Mujeres Víctimas de Violencias de Género, en el sistema penal acusatorio”,” Reflexiones teológicas feministas   en el acompañamiento a las  víctimas, por el  Centro de Derechos Humanos de las Mujeres de Chihuahua, México “ y es co-autora con  Cinthia  Bejarano y Rosa Linda Fregoso  de la antología  “

 

Desde 2013 es beneficiaria de medidas provisionales ordenadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en virtud de la situación de riesgo en que se encuentra por realizar el trabajo de defensa y promoción de los derechos humanos. Actualmente es la coordinadora general del CEDEHM.

01

ALMA GÓMEZ CABALLERO

 

Defensora de derechos humanos que nutrió sus ideales en su entorno familiar. Hija del doctor Pablo Gómez Ramírez, autor de la gesta heroica del asalto al Cuartel de Madera el 23 de septiembre de 1965, y de la maestra Alma Caballero Talamantes. De esta última aprendió el amor por la enseñanza en las aulas, lo que la llevó a ingresar a la Escuela Normal Rural Ricardo Flores Magón, en donde se convirtió en dirigente de la sociedad de alumnas y en consejera nacional de la Federación de Estudiantes Campesinos de México (FECSM).

Investigadora por convicción y Licenciada en Educación de profesión, Alma Gómez es una maestra de la vida para muchas generaciones dentro y fuera del aula. Su espíritu democrático, construido alrededor de ideales no negociables le han convertido en una persona noble, congruente y confiable.

Fue militante del Movimiento de Acción Revolucionaria (MAR), sufrió la represión política y fue encarcelada en Santa Martha Acatitla, en la ciudad de México, en donde permaneció por tres años como presa política. Esa situación le ha permitido tener una empatía especial con las víctimas que acuden al CEDEHM.

Alma Gómez mide la edad de sus cuatro hijos (dos de su vientre y dos de su corazón),  a partir de acontecimientos históricos en donde ella y su esposo Gabino Gómez, han participado en la construcción de una sociedad más justa e igualitaria. Así, habla de la dotación de terrenos en la ciudad de Chihuahua, con el nacimiento o  la entrada a la primaria de sus hijos, esta actividad durante su militancia en el Comité de Defensa Popular, permitió que cientos de familias chihuahuenses de escasos recursos tengan una vivienda digna.

Alma participó activamente como dirigente y cofundadora de organizaciones de colonos, campesinos/as, maestros/as, personas deudoras de la banca y de mujeres. Entre otras, es co-fundadora del Comité Primeros Vientos, que preserva y difunde la memoria del Asalto al Cuartel Militar de Madera, el 23 de septiembre de 1965.

.

Alma fue la primera diputada izquierda en el Congreso del Estado de Chihuahua, enfocando su actividad legislativa a la fiscalización de los recursos públicos, a legislar a favor de los derechos de las mujeres, niños y niñas, de las comunidades indígenas y de los derechos ambientales. También

fue consultora del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) por cinco años en el proyecto de identificación de restos de mujeres en Ciudad Juárez y Chihuahua.

Alma ha sido reconocida con la Medalla Valentín Gómez Farías y es un referente en el estado de las luchas democráticas por el sindicalismo independiente. Actualmente es la coordinadora administrativa del CEDEHM.

02

IRMA ANTONIA VILLANUEVA NÁJERA

 

Abogada y derechohumanista con amplia experiencia en litigio nacional e internacional en defensa de los derechos humanos especialmente de indígenas, presos, mujeres, niñas y niños. Pionera en la introducción de la perspectiva de género y el uso de los mecanismos internacionales  de protección a los derechos humanos en los juicios orales y en derecho familiar, incluyendo el uso de mecanismos efectivos para la exigencia para la reparación del daño para las víctimas. Colabora en forma constante en la revisión de la legislación discriminatoria y propuestas de reforma legales para hacer efectivo el derecho a la justicia.

Sus primeras lecciones de defensa de los derechos humanos, feminismo y género las recibió en su entorno familiar. Es hija de un campesino que luchó hasta el último día de su vida por la tierra, el campo y el uso adecuado de los recursos naturales para conservar y heredar un medio ambiente sano y sustentable. Su madre pasó de ser enfermera y maestra a defensora del derecho a la tierra y a documentar violaciones a derechos humanos en la sierra de Chihuahua.

Irma Villanueva inició su trabajo en la Comisión de Solidaridad y Defensa de los Derechos Humanos, A.C. (COSYDDHAC), la segunda organización de derechos humanos que fue creada en el país. En ese lugar se enamoró de los derechos humanos y lo convirtió en su opción de vida. En el 2007 se unió al equipo del CEDEHM.

Gran tejedora de estrategias integrales de atención a las mujeres víctimas de violencia, difícilmente acepta un no por respuesta ante una situación de injusticia, de tal forma que de manera creativa e innovadora realiza las acciones jurídicas, de incidencia y exigencia a las distintas autoridades para el pleno respeto y garantía a los derechos humanos de las mujeres, niñas y niños reconocidos en el ámbito nacional e internacional.

Conocedora de los estándares nacionales e internacionales de protección a los derechos humanos de las mujeres, niñas y niños, ha colaborado en la institución para el uso e implementación de estos mecanismos. Para lo cual en el año 2010, realizó una pasantía en en la oficina de Costa Rica del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), donde a través del seguimiento de casos que se litigan en contra del Estado mexicano ante la Comisión y Corte Interamericanas de Derechos Humanos tuvo la oportunidad de conocer en funcionamiento de las instancias internacionales y profundizar su conocimiento en la jurisprudencia internacional en los casos en materia de mujeres y menores de edad.

Capacitadora a organizaciones no gubernamentales, funcionarias/os públicos, médicos/as, abogados/as, psicólogos/as y otros profesionistas, es especialista en los derechos de las víctimas de violencias de género y reparación de daño con perspectiva de género.

Candidata propuesta por varias organizaciones de la sociedad civil de Chihuahua para ocupar la Presidencia de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en 2014.

Actualmente Irma Villanueva es catedrática del Instituto de Psicología Forense, con sede en Chihuahua, dedicada a la formación de especialistas en victimología y peritajes de la conducta delictiva, pionera en el país en esta materia. Asimismo, es coordinadora del área legal del CEDEHM.

03

GABINO GÓMEZ ESCÁRCEGA

 

Gabino Gómez es un defensor de Derechos Humanos de origen campesino del noroeste de Chihuahua que aprendió junto a su padre los derechos a la tierra, el medio ambiente y la soberanía alimentaria. De profesión ingeniero agrónomo egresado de la Universidad de Chapingo, su actividad como docente y directivo en la Escuela Superior Hermanos Escobar en Ciudad Juárez le permitió formar líderes y liderezas campesinos comprometidos.

 

Ejidatario y pequeño productor manzanero, Gabino Gómez ha sido un promotor e impulsor de acciones en contra de las políticas neoliberales para el campo mexicano, tales como: la emblemática cabalgata de 55 días a caballo de Ciudad Juárez al Zócalo de la Ciudad de México (1999); la caravana en tractores del Chamizal al Zócalo (2008); la Caravana del Hambre realizada de Ciudad Juárez a la Ciudad de México (2012); y la Caravana Nacional por la Defensa del Agua, el Territorio, el Trabajo y la Vida (2015).

 

Reconocido como un activista por diversas causas sociales e intolerante de las injusticias, en la década de los ochenta Gabino recorrió varias ciudades de Estados Unidos en solidaridad con el movimiento por la independencia de Puerto Rico y por los derechos de los chicanos. En aquellos años Gabino denunciaba las desapariciones de la “guerra sucia” en México. En años recientes participó en el Éxodo por la vida de Chihuahua a Juárez (); el Éxodo por la vida de las mujeres, de la ciudad de México a Ciudad Juárez (); y las tres caravanas convocadas por el Movimiento por la Paz, con Justicia y Dignidad ().

 

 

Gabino también es un hombre sencillo, solidario y feminista, que cimentó una sólida alianza matrimonial y política con Alma Gómez. Juntos son una pareja emblemática, que ha edificado un proyecto de vida que tiene como opción la solidaridad con los movimientos sociales y la construcción de opciones organizativas tales como el Comité de Defensa Popular, por medio del cual cientos de familias lograron tener viviendas, servicios y escuelas. Gabino Gómez también fue impulsor del Frente Democrático Campesino, co-fundador en 1994 de El Barzón Chihuahua  (organización combatiente con presencia rural y urbana que defiende el medio ambiente y el derecho a la vivienda digna)  y del Comité Primeros Vientos.

 

También fue regidor del ayuntamiento de Chihuahua, desde donde orientó sus esfuerzos a la fiscalización de los recursos públicos.

 

Su compromiso con los derechos humanos de las mujeres lo llevó a ser parte del equipo fundacional  del CEDEHM, organización en la que asumió el compromiso de acompañar especialmente a las familias de víctimas de desaparición forzada e involuntaria y con las personas defensoras de derechos humanos en riesgo.

04

ROSSINA URANGA BARRI

 

Defensora de derechos humanos egresada como psicóloga de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Realizó trabajo voluntario en la Unidad de Oncología del Hospital Rafael Zubirán Uranga en Chihuahua, el cual marcaría profundamente su vida. En ese espacio de sufrimiento, compartió sueños de esperanza con personas enfermas de cáncer y sus familias, y también impulsó y encontró en los grupos de autoayuda, una estrategia valiosa para afrontar colectivamente el dolor humano.

Especializada en el tema de violencia contra las mujeres, incorporó al litigio estratégico del CEDEHM los peritajes con perspectiva de género. Con su equipo de trabajo, implementó los Grupos de Reflexión para Mujeres Víctimas de Violencias por su condición de género.  Esta experiencia le permitió visibilizar la realidad de las hijas e hijos como testigos y víctimas indirectas de las violencias que se ejerce contra sus madres.  Ante esta realidad invisible, promovió la creación de grupos de reflexión para las y los herederos de la violencia, enfocados a los impactos psicosociales en la vida de niños y niñas en esta situación.

Rossina Uranga, meticulosa investigadora y asidua estudiosa del fenómeno de la violencia, buscó alternativas de buenas prácticas que le permitieran acompañar a las víctimas de la violencia, lo que significó apartarse de los cánones tradicionales de programas de formación en psicología.

En su pasión para encontrar alternativas eficaces a favor de las víctimas, razón de su quehacer como profesionista comprometida, encontró en la teoría de Martín Baró sacerdote jesuita asesinado en noviembre de 1989 en El Salvador, una opción de acompañamiento a personas víctimas de violaciones a derechos humanos. En esta línea promovió el primer diplomado a nivel internacional en acompañamiento psicosocial, que contó con grandes ponentes como Carlos Beristain, Ximena Antillón, Nieves Gómez, Clemencia Correa y Roberto Manero.

Uno de los trabajos de esta extraordinaria mujer se centra justamente en apoyar a grupos de familias integradas por niñas y niños, adolescentes y personas adultas que tienen algún miembro de su familia desaparecido forzada o involuntariamente. Los nuevos dilemas que plantea este tipo de acompañamiento denominado “psicosocial”,  rompe paradigmas conservadores del trabajo de la psicología tradicional, y Rossina Uranga es pionera en este tema.

Su experticia en la materia le ha permitido ser una excelente capacitadora a funcionarias y funcionarios públicos, así como a organizaciones sociales en la sensibilización sobre la violencia contra las mujeres haciendo énfasis en la necesidad de un acompañamiento integral a las víctimas.

Consciente de que las personas que trabajan directamente con el sufrimiento humano pueden llegar a tener síndrome de quemamiento, introdujo al CEDEHM la contención emocional y ha sido fuerte promotora del autocuidado de profesionales que atienden violencia. Gracias a estas aportaciones, el CEDEHM ha podido continuar con su trabajo a pesar de lo duro que es enfrentarse día a día, con historias dolorosas de violaciones a derechos humanos.

Rossina ha participado como docente en diversas instituciones que imparten maestrías y diplomados: en el Instituto Agustín Palacio, Instituto de Estudios Superiores y Desarrollo Humano, Instituto Regional de Estudios de la Familia, Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Chihuahua, Universidad Autónoma del Estado del Estado de Morelos. Actualmente es la coordinadora del área psicosocial del CEDEHM y colabora con distintas instituciones: como asesora externa en la atención a mujeres en situaciones de violencia: en el Centro de Atención y Prevención Psicológicas (CAPPSI) y en el Instituto Chihuahuense de la Mujer; brindando contención emocional para detectar y atender el Síndrome de Quemamiento al personal de la Fiscalía Especializada en Delitos por Razones de Género y del CAPPSI, coordinando Grupos de Reflexión para Mujeres en Justicia Para Nuestras Hijas.

05